Intubación

Contenido

La intubación está dirigida principalmente a permitir que los pacientes que no pueden respirar por sí mismos. Esto implica insertar un tubo de plástico en la tráquea a través de la boca o, a veces, a través de la nariz con un laringoscopio. ¿Cuáles son las indicaciones de la intubación? ¿Cómo procede y cuáles son las complicaciones?

La intubación traqueal consiste en insertar un tubo de plástico en la tráquea con un laringoscopio. El tubo traqueal colocado correctamente asegura la permeabilidad de las vías respiratorias, permite el suministro de aire que contiene oxígeno a los pulmones y protege al paciente contra la aspiración del contenido de los alimentos. Hay un manguito en el tubo traqueal que sella el espacio entre la tráquea y el tubo, lo que permite una ventilación pulmonar eficaz, tanto con la ayuda de un ventilador como de una bolsa autoinflable. Este procedimiento requiere anestesia general del paciente, ya que es muy doloroso.

Tabla de contenido:

  1. Intubación: indicaciones para la intubación
  2. Intubación - método de ejecución
  3. Intubación oral
  4. Intubación por la nariz
  5. Intubación: control de la posición del tubo traqueal
  6. Intubación rápida
  7. Intubación difícil
  8. Intubación retrógrada
  9. Intubación: complicaciones después de la intubación
  10. Extubación

Intubación: indicaciones para la intubación

Las indicaciones para la intubación son respiración de emergencia:

  • pacientes en los que la oxigenación con una mascarilla es imposible
  • pacientes sometidos a cirugías bajo anestesia general que requieren ventilación mecánica, alivio del tono muscular o actividades en el cuello y las vías respiratorias
  • pacientes con insuficiencia respiratoria aguda que requieren tratamiento con reemplazo respiratorio
  • pacientes sometidos a reanimación cardiopulmonar

Cabe recordar que todo paciente inconsciente debe estar intubado, con una puntuación de conciencia en la escala de Glasgow de <o = 8 puntos.

Intubación - método de ejecución

El equipo necesario para la intubación es un tubo endotraqueal y un laringoscopio. También pueden ser útiles una guía, fórceps y un tubo orofaríngeo. Hay dos formas de intubación traqueal, a través de la boca y la nariz. El procedimiento se realiza con mucha más frecuencia insertando el tubo por la boca. El tamaño del tubo debe seleccionarse individualmente para cada paciente, en función, entre otras cosas, del sexo, la edad y la anatomía del cuerpo.

Intubación oral

En la intubación oral (intubación orotraqueal), un tubo bien elegido se coloca bajo control visual en la vía aérea del paciente, más precisamente en la tráquea, entre las cuerdas vocales. Una herramienta indispensable para este procedimiento es el laringoscopio, es decir, el espéculo laríngeo. El extremo del tubo endotraqueal debe estar en un lugar bien definido, detrás de las cuerdas vocales y por encima de la bifurcación de la tráquea. El procedimiento finaliza con el llenado del manguito sellando los tubos con aire de la jeringa.

Intubación por la nariz

La intubación nasal (intubación nasotraqueal) se realiza en recién nacidos y durante la cirugía orofaríngea. Los tubos utilizados son más estrechos, más largos y más curvados que los utilizados para la intubación oral. Durante este procedimiento, se inserta un tubo correctamente seleccionado a través de la nariz hasta la nasofaringe, y el laringoscopio se usa solo cuando la punta del tubo en la garganta es visible. Luego, el procedimiento continúa como en el caso de la intubación oral, y el tubo se sujeta y se coloca en la tráquea con la ayuda de unas pinzas de intubación especiales.

Las contraindicaciones para este procedimiento son fractura de la base del cráneo, fractura nasal, pólipos en la nariz y trastornos de la coagulación sanguínea.

Intubación: control de la posición del tubo traqueal

Debe comprobarse la posición correcta del tubo con un estetoscopio auscultando y observando el tórax. Un ruido de respiración sobre los campos pulmonares debe escucharse por igual en ambos lados y el pecho debe moverse simétricamente. También debe asegurarse de que el tubo no esté en el esófago auscultando el estómago. Cada vez con mayor frecuencia, para valorar la correcta colocación del tubo traqueal, se utiliza un registro capnográfico, en el que se observa la curva de contenido de dióxido de carbono en el aire exhalado del paciente.

Intubación rápida

La intubación rápida se realiza en pacientes que tienen un alto riesgo de aspiración del contenido gástrico al insertar un tubo endotraqueal, lo que resulta en neumonía por aspiración o la muerte. Los pacientes de alto riesgo incluyen personas obesas, mujeres embarazadas, pacientes con obstrucción gastrointestinal y personas con el estómago lleno. Dicha intubación también se realiza cuando existe la necesidad de someterse a una cirugía de emergencia, para la cual el paciente traumático no pudo prepararse adecuadamente, es decir, permanecer durante un período de tiempo específico antes del procedimiento con el estómago vacío.

La intubación rápida implica oxigenar al paciente, administrar fármacos inductores de la anestesia (etomidato de elección) y relajantes musculares de acción corta (suxametonio). Recuerde comprimir el cartílago cricoides al insertar el tubo traqueal (maniobra de Sellick). Esta maniobra provoca la constricción del esófago, evitando la entrada de alimentos al tracto respiratorio del paciente y su aspiración.

Intubación difícil

La intubación difícil es, por definición, una intubación que dura más de 10 minutos, o cuando un anestesiólogo experimentado intenta realizarla sin éxito tres veces. Las dificultades para realizar el procedimiento pueden deberse a las características anatómicas innatas del paciente, sus dientes, lesiones faciales y de cuello, anestesia general demasiado superficial, relajación muscular insuficiente y falta de equipo adecuado y eficiente.

En tales casos, el médico puede decidir utilizar otros métodos para abrir las vías respiratorias del paciente, como con un fibroscopio, un dispositivo de vía aérea con mascarilla laríngea o un tubo Combitube. En casos excepcionales, más a menudo en el caso de lesiones de la parte facial del cráneo, cuando es imposible intubar al paciente por la boca o por la nariz, y requiere una respiración de reemplazo, el médico puede decidir utilizar métodos quirúrgicos para abrir las vías respiratorias, como el cricotiroidismo, es decir, la incisión del ligamento cricotiroideo. laringe. Permite la inserción del tubo endotraqueal en la tráquea y la ventilación de los pulmones del paciente.

Intubación retrógrada

La intubación retrógrada es un procedimiento extremadamente raro. Consiste en perforar la piel, el tejido subcutáneo y el ligamento cricotiroideo e insertarlo directamente en la laringe a través de la abertura de la guía. La guía avanza hacia la boca, enrosca el tubo traqueal sobre ella y luego desliza el tubo a ciegas sobre él hacia la tráquea. Este procedimiento no requiere el uso de un laringoscopio. Una vez que el tubo traqueal se coloca en su lugar adecuado en las vías respiratorias, se retira la guía.

Intubación: complicaciones después de la intubación

Las complicaciones más comunes después de la intubación endotraqueal incluyen:

  • daño dental
  • intubación esofágica no intencionada
  • una intubación bronquial con atelectasia de un pulmón no ventilado

Por eso es tan importante comprobar cuidadosamente la posición correcta del tubo antes de inflar el manguito con aire. Las complicaciones menos comunes incluyen:

  • hipoxia del paciente
  • Aritmia cardíaca
  • broncoespasmo
  • edema laríngeo subglótico
  • laringitis
  • traqueítis

Extubación

La extubación es el proceso de extraer un tubo endotraqueal de la tráquea. Antes de decidir la extubación, asegúrese de que el paciente pueda respirar de forma independiente, tenga un reflejo de tos conservado, esté consciente y responda a las órdenes. Antes de retirar el tubo endotraqueal, el paciente debe estar respirando oxígeno al 100% y se debe controlar la saturación de sangre.

El procedimiento de extubación consiste en extraer el aire del manguito del tubo endotraqueal con una jeringa y extraerlo con un movimiento suave y fluido de la mano. Las posibles complicaciones del procedimiento incluyen dolor de garganta, edema laríngeo, parálisis de las cuerdas vocales, ulceración y estrechamiento de la tráquea.

Intubación

La Elección Del Editor 2022

Preparaciones vitamínicas y sin período

Preparaciones vitamínicas y sin período

Tuve coito con mi pareja, nos protegíamos con un condón que no se rompía durante el coito. Mi período se retrasó 2 semanas, hice una prueba de embarazo pero el resultado fue negativo. Sin embargo, la menstruación aún no llega. He tenido ciclos irregulares

!-- GDPR -->